Ecoturismo y asociatividad en Comunidades Mapuche de la Región de La Araucanía

Catalina Carvajal Foncea
Mayo de 2017

El ecoturismo es un tipo de turismo de intereses especiales desarrollado en ambientes naturales, y al igual que otros tipos de turismo dentro de esta categoría, se basa en aspectos de sustentabilidad vinculados al medio ambiente, la sociedad anfitriona y la economía local, pero a diferencia de otros, hace especial énfasis en la educación o concienciación del visitante sobre las temáticas locales más relevantes en sus distintos ambientes1.Si bien el concepto es conocido hace más de 20 años, siendo promovido por primera vez por Ceballos Lascurain, quien lo define como “aquella modalidad turística ambientalmente responsable, consistente en viajar o visitar áreas naturales relativamente sin perturbar con el fin de disfrutar, apreciar y estudiar los atractivos naturales (paisaje, flora y fauna silvestres) de dichas áreas, así como cualquier manifestación cultural (del presente y del pasado) que pueda encontrarse ahí, a través de un proceso que promueve la conservación, tiene bajo impacto negativo ambiental y cultural y propicia un involucramiento activo y socioeconómicamente benéfico de las poblaciones locales”, en Chile aún es dificultoso encontrar emprendimientos que se rijan bajo estándares ecoturísticos, siendo los más complejos, los factores socioculturales y de concienciación de los turistas.

¿Por qué resulta complejo? Pues bien, muchas veces quienes desean incursionar en el rubro turístico, y se de denominan a sí mismos como ecoturísticos, no consideran relevante incorporar a las comunidades locales como actores relevantes activos y capaces de tomar decisiones que involucren el logro de beneficios para ambos (económicos, ambientales, sociales y culturales) 

Si bien lo anteriormente expuesto corresponde a una opción de cada empresa, las oportunidades que trae consigo la incorporación de las comunidades locales a la planificación de los productos turísticos y a la realización de actividades, son innumerables; por ejemplo, otorga beneficios económicos tanto a la empresa, como también a las comunidades locales (ingreso sustentable), proporciona servicios a operadores privados (preparación de comidas, guías, transportes, etc.), equilibrio y mantenimiento de los ecosistemas que garantice la resiliencia frente a impactos externos en conjunto, opción de promover el respeto por la cultura local, su preservación y revitalización gracias a la llegada de turistas, entre otros múltiples factores positivos.

Con el paso de los años, se ha reconocido el papel crucial que desempeñan las comunidades rurales y costeras, situación que ha sido manifestada por los turistas, quienes han demostrado un creciente interés por aprender y experimentar de las culturas, lo cual ha llevado a la industria del turismo a incorporar a las comunidades en sus actividades.

Quienes han logrado destacarse en cuanto a la realización de actividades ecoturísticas, enfatizando su quehacer en aspectos socioculturales, son las Comunidades Mapuche de la Región de la Araucanía, traspasando límites territoriales y prescindiendo de las fronteras, de manera tal que se

hace complejo particularizar sus esfuerzos en un solo lugar. Por lo tanto, se procederá a describir cómo es que a partir de la creación de la Cooperativa Kiñel Mapu4 (la cual surge en diciembre del año 2015), se logra el desarrollo de una innovadora forma de turismo asociativo que permite el trabajo colaborativo entre 11 socios activos distribuidos en toda la región.

Dentro de estos emprendimientos, se encuentra el proyecto de Etnoturismo de la comunidad de Llaguepulli (Teodoro Schmidt), Ruka Kimun (Tour Operador, Centro Turístico y Productora de Eventos Culturales ubicado en Padre Las Casas), la Comunidad de Llaguepulli que se caracteriza por la realización de turismo comunitario, Vive Nativa (Centro Turístico y gastronómico que además trabaja en la reforestación del bosque nativo y la crianza de ovejas), Lof Kumiquir (Centro Turístico y Gastronómico Mapuche) y Ruka Trankurra (Centro Turístico que además realiza guiados y brinda servicios de alojamiento) ambos ubicados en Curarrehue, Planta Procesadora y Envasadora Gourmet Mapuche de Merquén y Café de Trigo (ubicada en Freire), el restaurante Sabores con Identidad Mapuche en la localidad de Curarrehue, el Taller Arterra Kutral que se emplaza en la localidad de Gorbea, Ricardo Soto productor de flores de Carahue, Mauricio Consejeros quien está a cargo del transporte y movilización de los turistas (ciudad de Temuco), y por último, Héctor Curiqueo perteneciente a la localidad de Padre Las Casas y que participa como guía regional de ecoturismo.

Para lograr comprender este proceso de diversificación económica, en donde comunidades Mapuche perciben al ecoturismo como la herramienta que les posibilitará difundir, educar y transmitir su cultura, es necesario entender que para algunos, como el Sr Juan Antonio Painecura (el iniciador y gestor del desarrollo turístico asociativo Mapuche en la región), resultó ser una posibilidad que se dio gracias a la llegada de estudiantes de la Universidad de Harvard en su hogar, situación que lo llevó a incursionar en el rubro turístico de manera natural y posteriormente, incentivar a las comunidades vecinas a considerar su desarrollo y fomento.

Aun cuando todo pareciese ser positivo, y resulte alentador vislumbrar novedosos emprendimientos asociativos que se sustentan en las bases del ecoturismo, no todo inicio es sencillo, y es que aún hoy en día persisten algunos tipos de conflictos internos entre comunidades Mapuche tradicionalistas, que perciben al turismo como una amenaza que sólo trae consigo, la venta de su cultura.

Sin embargo, el empuje y convicción de que la única forma de que los pueblos originaros pueda desarrollar y promover el turismo sea a través de las redes entre diversos actores (asociatividad), es lo que ha permitido en el transcurso de dos años, fortalecer no solo emprendimientos de manera individual, sino también, potenciar una red turística conjunta de mar a cordillera que ha hecho de la Región de la Araucanía, un destino de interés internacional, y que día a día gana adeptos que lo único que pretenden, es aprender de una cultura ancestral del cual todos somos parte.

Fuente http://www.turismocuatro.cl

Facebook Comments
Publicado en Noticias.